Viernes 10 de Octubre de 2014

Aumento del agua: otro debate con duros cuestionamientos

Concurrió el grupo “9 de Julio, todos por el agua” y la convecina Analía Canusso dejó uno de los testimonios más emotivos de la audiencia.

Usuarios, representantes de ONGs y legisladores de toda la Provincia se volvieron a encontrar ayer en una nueva audiencia pública convocada para debatir el aumento tarifario de entre el 46% y el 145% propuesto por ABSA, que se desarrolló en nuestra ciudad y concluyó con un fuerte rechazo al ajuste impulsado y críticas al servicio.

De todas formas, pese al rechazo mayoritario, la suba será una decisión que deberá evaluar el Poder Ejecutivo, ante el carácter no vinculante de la audiencia.
Presidido por el defensor del Pueblo, Carlos Bonicatto, el cónclave reunió a vecinos particulares y legisladores, a la empresa prestataria del servicio y al Organismo de Control del Agua (Ocaba), en una reedición de la audiencia realizada el 19 de agosto pasado en el Teatro Municipal de San Cayetano.

Esta vez fue en el Colegio de Abogados de La Plata, un lugar más accesible para llegar desde el interior y con mayor representación de usuarios, como lo había ordenado la Justicia platense tras una presentación que cuestionaba las dificultades para participar del primer encuentro en ese distrito del sur bonaerense.

Asistieron unas 200 personas. Hubo oradores de nuestra ciudad, de Florencio Varela, Moreno, Bahía Blanca, 9 de Julio, Coronel Rosales, Bragado, Merlo, San Miguel y Punta Alta, entre otros. Reclamaron por el déficit del servicio que se pretende aumentar y se opusieron a un ajuste que consideran “injusto y abusivo”.

Llevaron fotos, cuadros para proyectar y hasta videos. Mostraron la falta de presión, los desbordes cloacales, las pérdidas de agua, el vuelco sin tratamiento de líquidos cloacales y la presencia de altos niveles de arsénico y nitratos en sus distritos. Una vecina de Carlos Casares hasta le entregó al Defensor una botella con agua marrón, el agua que sale de la red en su distrito.

Cuestionaron además el control que realiza el Ocaba, la administración de los recursos por parte de la gerencia de la empresa y lo que consideraron un aumento “por doble vía”, ya que se realizan subas del servicio por metro cúbico pero también cuando se realizan revalúos inmobiliarios.

Como viene publicando EL DIA, ABSA presentó ante la Subsecretaría de Servicios Públicos una solicitud de realizar un aumento tarifario de 46% para quienes tengan servicio no medido y hasta 145% para los usuarios que tengan medidor. En mayo de este año ya se había producido un aumento, pero por revalúo fiscal, el anterior de ABSA había sido en 2012.

UN LARGO DEBATE

El argumento esgrimido por la empresa prestataria del servicio de agua y cloacas en 91 distritos de la Provincia es que la evolución del precio de los insumos, la energía y los gastos comerciales y de personal, desde el último aumento del valor del metro cúbico, en 2012. Según los directivos, ABSA necesita 400 millones más para poder funcionar realizando el mantenimiento necesario en las redes que administra.

Pero los asistentes se opusieron a la medida, criticando, fundamentalmente, la mala prestación del servicio en un abanico de problemáticas que afectan a las distintas zonas de la Provincia.

En el caso de La Plata, la rotura de cloacas, la falta de presión y las demoras en reparar las pérdidas de agua estuvieron entre los problemas más recurrentes.
María Luisa Sosa, de la zona del Hospital Italiano, cuestionó el deterioro de los caños y la falta de presión.

Más temprano, Leticia Guerrero, de El Carmen, había repartido volantes diseñados por ella misma con la frase “Agua que no podemos beber, hagámoslo saber”.

Adolfo Blanco, de Gonnet, repitió una frase: “Le informamos que hemos elevado su reclamo al área técnica para su verificación”. La había memorizado de tanto escucharla al llamar para reclamar por la falta de presión en su barrio. “Es un servicio paupérrimo que no se solucionará con otro aumento”, sentenció.

Lidia Brac, de La Cumbre, completó el panorama contando que en agosto estuvo 25 días con el agua servida en el patio de su casa. “Pago 250 pesos por mes, vivo sola y no puedo estar en el patio de mi casa porque hay materia fecal”, lanzó a los directivos de ABSA.

La directora de Servicios Públicos de la Municipalidad, Alicia Tórtora, también se pronunció en contra del ajuste, narrando las distintas problemáticas con el servicio que afectan a la Ciudad.

DESDE EL INTERIOR

Los participantes llegados a la audiencia desde 9 de Julio, Carlos Casares y Pehuajó se quejaron principalmente por la alta presencia de arsénico en el agua, lanzando que “nos están pidiendo que paguemos el veneno”.

La nuevejuliense Analía Canusso conmovió a todos los presentes al contar que enfermó de cáncer de piel y hacre, a causa de haber consumido agua con arsénico durante años.

“Fui diagnosticada hace diez años, después me explicaron que yo sufría la contaminación por arsénico y recién en 2011 ABSA lo confirmó”, narró y gritó a la gerencia: “Me siento desprotegida, decepcionada, no quiero ni una gota más de veneno en el agua de 9 de Julio, no para mí sino para mis hijos y todos los jóvenes de mi ciudad”.

Concejales y delegados de Bahía Blanca también narraron los problemas que afronta el distrito. Fundamentalmente, las pérdidas de agua, la baja presión y la falta de tratamiento de efluentes cloacales.

En Punta Alta, la queja fue por el colapso de desborde cloacal. “Los chicos llegan con las zapatillas sucias porque los deshechos están en las veredas, las rejillas se desbordan en los patios cuando la gente va al baño. Y ABSA lo soluciona poniendo un bombeador en las tapas de boca de tormenta y lo llevan directamente al desagüe pluvial. ¿Eso no es un delito?”, se preguntó el concejal de Unión Celeste y Blanco Claudio Orioli.

El vecino de Merlo Francisco Migliaresi se quejó: “Una persona sola paga 300 pesos de agua ¿estamos locos? ¿Con qué criterio ustedes aumentan tanta plata y brindan tan mal servicio? Si ustedes no saben hacer su trabajo tendrían que dejar venir a empresas coherentes que hagan el trabajo como corresponde”.

En consonancia, muchos otros usuarios manifestaron que si la empresa no puede prestar el servicio debería “dar un paso al costado”.

Al mostrar un video de pérdidas de agua en distintas calles de su ciudad, el concejal de Coronel Rosales Pablo Pujol (UNEN) le preguntó al público presente: “En estas condiciones, si a ustedes les hicieran un aumento, ¿lo pagarían?”.

Ante este panorama, Bonicatto advirtió que presentará ante las autoridades un acta con todas las quejas expresadas por los usuarios.


Compartir:

Noticias Relacionadas

AUTORIDADES EDUCATIVAS DESTACARON EL VALOR PEDAGÓGICO DE LA EXPERIENCIA

Positivos alcances tuvo el debate de candidatos a Intendente


Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo 9 de Julio
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 2763