Miércoles 12 de Febrero de 2020

Publicación pedida

Al Sr. Presidente

Publicación pedida

Sr Presidente

Con el respeto que merece su investidura…

Quizás sirva también para oxigenar algunas mentes confusas.

Días atrás usted afirmó, sin nada que confirmara que lo suyo era una opinión con algún fundamento racional, que Raúl Alfonsín debería haber sido peronista.

A pesar de lo descabellado de semejante declaración, que no resiste la seriedad de interpretación alguna, vale la pena señalarle, con el respeto que merece su investidura – algo que nunca hicieron ustedes durante los pocos años en los que fueron oposición en nuestro país -   algunas consideraciones con la sola intención de contribuir a la racionalidad con que deben ser interpretadas sus palabras, que bien pueden llevar a la confusión a millones de argentinos en cuanto a su  manera de  pensar, sobre todo teniendo en cuenta la magnitud y gravedad de los problemas que tiene que atender, de acuerdo a su responsabilidad institucional,  si efectivamente es cierto que está dispuesto a tomar las medidas conducentes a ser un primer mandatario con la credibilidad y la seriedad suficientes para que podamos respaldarlo en las disputas internas que debe llevar adelante con la enorme cantidad de corruptos e inescrupulosos que ha convocado – o lo han obligado a convocar – a formar parte de su Gobierno.

Me referiré a cuestiones que tienen que ver con normas elementales de la vida en democracia. O sea el respeto a sus instituciones, a los derechos y libertades de los ciudadanos, a la división de poderes, a la libertad de expresión, etc. Inevitablemente habrá que hacer referencia a la entrega del Estado por parte del menemato con el festival de coimas que lo adornaron y que fueron el antecedente inmediato de la más degradante  década de gobiernos peronistas llevada adelante por la inconmensurable corrupción del kirchnerismo, tan cercana a nuestra memoria colectiva…Por lo tanto, no encontrará aquí referencias a programas económicos y/ o sociales que se hayan llevado adelante… Obviamente, a modo de homenaje,  será con el desorden que siempre los ha caracterizado.

Veamos:

Raúl Alfonsín nunca:

Hubiera respaldado el exacerbado culto a las figuras del Presidente y su señora esposa a comienzos de sus gobiernos allá por 1946 luego del golpe de Estado de 1943 conducido ideológicamente por el general Perón que desembocara en las elecciones de aquel año   y que se prolongaron en el tiempo. Acompañado incluso con libros que eran de lectura obligatoria en las escuelas primarias públicas y privadas de la Argentina.

Hubiera protegido a los criminales nazis que se refugiaron en la Argentina luego de la Segunda Guerra Mundial.

Hubiera acompañado los intentos de desconocer las distintas versiones que nos han gobernado como peronistas, salvo la última que se sucede en el tiempo. O sea, salvo la que está gobernando, las anteriores no son peronistas de acuerdo a las ideas que los rigen en ese momento del tiempo. Las restantes son burdas tergiversaciones intentan explicar… lo cual, obviamente no es cierto, todos fueron, son y serán peronistas…

Hubiera tenido en su entorno a sátrapas como López Rega, que fuera privilegiado secretario, ministro y brazo ejecutor de la Triple A con la absoluta confianza, nunca desmentida, del señor Perón..

Se hubiera permitido NO ser miembro fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, NO ser abogado de perseguidos políticos y sindicales y haberse negado a  presentar Hábeas Corpus por quienes aparecían como desaparecidos.

Hubiera convalidado la ley de Autoamnistía de los genocidas de la dictadura, ni  tampoco respaldar la negativa a integrar la CONADEP. Mucho menos convalidar los indultos del menemato a los jefes militares y a los jerarcas de las “formaciones especiales”.

Se hubiera opuesto a la firma del Tratado de Paz con Chile por el Canal de Beagle.

Hubiera promocionado activamente al golpe de Estado que culminó con el derrocamiento del ejemplar Gobierno de Arturo Illia.

Hubiera apañado a las formaciones especiales ni callar ante los crímenes y el terror desatado entre las dos facciones con la enorme mayoría de los argentinos en medio de la balacera…

Por todos estos ejemplos, que constituyen sólo  unos pocos recuerdos para su extraña manera de considerar a hombres como Raúl Alfonsín, respetado señor Presidente – reitero sólo por su investidura institucional –  es que me permito afirmar, con la más absoluta convicción, que JAMAS Raúl Alfonsín hubiera podido ser peronista. Y con la misma convicción señalarle, además,  que usted JAMAS podría haber sido RADICAL… JAMAS…

Convicciones que, como usted entenderá, espero, hacen muy difícil comprender determinadas volteretas y cómplices silencios…

 Atentamente
 Julio Fernández Cortés
Compartir:

Noticias Relacionadas

PUBLICACIÓN PEDIDA

Ganadores y perdedores

PUBLICACIÓN PEDIDA

1987 - Semana Santa


Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo 9 de Julio
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 2691