Domingo 31 de Julio de 2022

TRAS SU ESTADIA EN AFRICA

Regresó el padre Guillermo Gómez a Nueve de Julio

Se refirió a su misión evangelizadora en Mozambique, una de tantas zonas vulnerables del continente africano.

El padre Guillermo Gómez volvió de misionar en comunidades carenciadas de Mozambique. Su viaje había sido proyectado para 2020 pero la pandemia lo retrasó.“Fui llamado para realizar lo que se denominada primera línea de evangelización en la diócesis de Xai Xai – explicó –. Cuando hablamos de ello nos referimos a acudir a lugares donde aún no ha llegado el nombre de Jesús.

Esto quedó pendiente pero continué en contacto con el sacerdote de allí, Juan Gabriel Arias, un sacerdote que es de Buenos Aires pero que hace muchos años que reside allí y que es el único sacerdote extranjero en esa diócesis”, detalló.

Ello hizo posible que surgiera una segunda oportunidad para el viaje y el padre Guillermo la tomó.  Así viajó a la parroquia de San Benito en la misión de Mangundze, donde permaneció durante un mes. En esa zona existen 45 comunidades “muy dispersas y que no tuve la posibilidad de conocer en su totalidad porque me hubiera llevado al menos tres meses de trabajo muy intensivo, primero porque son muchas  y las distancias son enormes y, en segundo lugarm porque los  caminos son muy difíciles”.

Esta misión evangelizadora le ha dado al Padre Guillermo “la posibilidad de conocer mucho de la realidad de la gente de allí y sobre  todo sobre la vida de esas aldeas. Apenas llegué tuvimos un entierro en una comunidad a 90 kilómetros en donde tuvimos que atravesar por medio del monte y de la planicie y por caminos donde solo se pueden transitar el vehículo de la misión o a pie. Las experiencias han sido diversas y muy enriquecedoras. EL panorama que pude ver fue bastante amplio”, destacó.

Allí estuvo en contacto con innumerables personas como el obispo de esa diócesis, con una médica infectóloga argentina que realizaba una labor muy abnegada allí, con la embajada argentian pero sobre todo con la gente del lugar. “Pude dimensionar la generosidad de toda esta gente y del servicio que prestan”, resaltó. 

Asimismo, agregó que la gente del lugar  “era gente linda, muy linda. Gente pobre y muy sufrida pero también muy trabajadora y alegre. Hay muchas cosas que para nosotros es muy difícil de entender. Una de ellas es cómo viven el tiempo. Aunque trabajan muchas horas no están tan atados al tiempo como nosotros. Pero, por sobre todo, como reciben a las personas: cuando alguien llega todo se paraliza y le dedican a la persona todo el tiempo que necesita. Para atender a la gente nunca tienen apuro y sobre, todo son muy agradecidos. La palabra gracias resuena una y otra vez sobre todo cuando la gente se despide”.

“Ellos tienen un dicho que para nosotros es muy difícil o no podemos vivirlo – agregó en su esfuerzo por transmitir algo de todas sus vivencias-. Dicen que no vale la pena estar lamentándose de lo que han sufrido o lo que han pasado. Entonces ese es el motivo que tienen de la alegría del tiempo presente, del disfrutar de lo que tienen, por ejemplo, de que alguien los visite”, recordó.

Por último reconoció que le “quedaron un sinnúmero de experiencias que he ido guardado en mi corazón y que todavía no puedo terminar de procesar” . 
Compartir:

Noticias Relacionadas



Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo 9 de Julio
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 3414