Sábado 2 de Noviembre de 2019

PUBLICACION PEDIDA

Eva y la extraña citación

-Todavía no fui a ver la correspondencia, pensé, es hora que vaya, entre otras cosas encontró una citación, un tanto extraña, pues era de Eva Perón, la Primera Dama, o Eva o Evita, o la Perona, según quien hablase de ella.

Leyó la citación, lo citaba para ir a la mañana de los próximos tres días. Como estaba sorprendido y también algo asustado, decidió ir al día siguiente.

Llegó a su despacho, sin problemas, más que la presentación del D.N.I. y de la citación. Llamó a la puerta de la oficina y se oyó su voz, diciéndole que pasara… pasó y la vio. Era una mujer hermosa, tal como se veía en los numerosos afiches de propaganda del Gobierno, un tanto cansadores,  pensó que cuando la vio por última vez, personalmente, era una niña.

-Buenos días, Señora, saludó.

-Buenos días, contestó ella, en tono duro.
Se acercó, se dieron la mano y se sentó, muy nervioso.

-Bueno, Ud. dirá Señora, porqué tengo el honor de ser citado.

-Bien, contestó, para que se vaya del país, por algún tiempo, no mucho, pues el General, mi marido y Presidente de la República, va a ordenar algunas detenciones de oligarcas o de vende patria, como Ud. agregó.

-Bueno Señora, le agradezco, aunque pienso que no soy ningún vende patria, siempre procedí de la mejor manera posible, según mi entender.

-Bueno… no sé, eso lo sabrá Ud., no es el punto, el punto es que si no se va puede ir a la cárcel por algunos días o por años.

Bueno, Eva, insistió es que me gustaría saber el motivo que la hizo que Ud. quisiera que yo no vaya a la cárcel.
-Bien…se lo voy a decir, cuando yo era niña fui con mi madre y hermanos al velorio de mi padre, y no nos dejaban entrar porque era, según ellos, una familia ilegal y bastarda, entonces salió un hombre que escuchó y los hizo callar, nos invitó a entrar, y pudimos ver a mi padre por última vez, y para que no crea que soy una desagradecida lo cité.

Y agrego… no es solamente por eso que me llamó, bah… nunca pudo olvidar su niñez desgraciada y está muy agradecida por mi pequeño gesto.

Y Evita rompió en llanto…

J.J.J. Petrocco, Juan José
Compartir:

Noticias Relacionadas


Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo 9 de Julio
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 2613